jueves, 16 de febrero de 2012

El hombre que fue jueves (1908) - Gilbert Keith Chesterton


El título original de la obra es: The man who was Thursday: A nightmare, y al menos en la edición que yo tengo, no tradujeron el final del título (una pesadilla) y tal vez eso ayuda un poco a creerse como real la inverosímil trama hasta el final.

El protagonista, Gabriel Syme, un detective anti-anarquismo, pasa a formar parte, de una disparatada manera, a un grupo de anarquistas en el que cada uno toma el nombre de un día de la semana, y claro, le toca ser jueves. Luego, se va descubriendo de a poco que nada es como parece.

 Cuesta pensar, en estos tiempos, de que los hechos desencadenantes dependan de la palabra, de las promesas que se hacen personas de honor.

Se trata de una entretenida novela policial que escapa a los lugares comunes del género, y nos lleva por una aventura entre detectives y anarquistas que lo son y no a la vez. Con un final metafisico de contenido tambien filosófico, es importante destacar la fe cristiana de Chesterton.

De algún modo me recuerda a Conan Doyle, aunque tal vez la referencia solo se deba a los escenarios compartidos y la aparición de detectives, así como los giros de la historia.

En los comentarios biográficos acerca del autor siempre aparece el detalle del humor que poseía, en este libro el humor se hace presente en algunos juegos de palabras que se pierden en la traducción, y en los momentos en que el protagonista toma unas copas de más, sin embargo la novela es llevadera y no se torna aburrida en ningún momento. 

Así que la recomiendo, para cuando ya te cansaron las historias de Sherlock Holmes y quieres cambiar de historias y personaje o tengas ganas de salir poner bombas por ahí en nombre de la anarquía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada